Capitulo 1

EL DESCUBRIMIENTO DEL RICO, GRANDE Y ELEGANTE PIRATA DE EL DORADO SIR WALTER RALEIGH

Enemiga Fortuna ¿por qué huyes de mí?

¿Y por qué tus favores siempre me negarás?

¿Deseas que por siempre alimente el dolor?

¿Y mis dichas perdidas nunca restaurarás?

Sir Walter Raleigh: “Enemiga Fortuna”.

Feliz aquél que es  de la talla de sus sueños. Más dichoso quien los concibe tan desmesurados  que una vida no le bastará para agotarlos. Proponerse al mismo tiempo saltar de la pequeña nobleza a las más elevadas posiciones, ser amante y pretendiente de una Reina magnífica, conquistar el tesoro de los tesoros del mundo en el mítico reino de El Dorado, parecen planes para colmar más de una existencia. Exigirse al mismo tiempo una arrebatadora elegancia, ser gran poeta en tiempos de poetas grandes, escribir una Historia Universal de memoria, hilvanar tratados de filosofía política, perseguir el secreto alquímico de la transmutación de los metales y el elíxir contra todos los venenos, abrir colonias en el Nuevo Mundo, promover vicios que capturarán a millones y causarán tanto daño como delicia, ganar batallas  con arremetidas tan indisciplinadas como impetuosas, ejercer el oficio de las armas con tanta ferocidad como inteligencia, dejar al mundo gestos memorables que serán recordados mientras el oficio de la seducción persista, parecen proyectos para ocupar más de un centenar de vidas. No importa que algunos de esos planes sean quimeras: ya es un triunfo el  concebirlos, y victoria inconcebible la de culminar la mayor  parte.

Capitulo 1
Sir Walter Raleigh